sábado, 18 de marzo de 2017

Reseña: 'Ulises en la isla de Wight'

Autor: Escritores de Espacio Ulises 

Antólogo: Elías López de la Nieta


Editorial: Playa de Ákaba

Número de páginas: 287 (en mi ebook) - 444 en físico

Formato: Ebook y papel [edición en papel limitada]

Sinopsis: Dijo Elvis Presley que la música nunca puede ser mala, digan lo que digan del rock and roll. Dios salve al rey por dejarnos a la postre una cita que captura la esencia de Ulises en la isla de Wight. 
 Al igual que el astuto Ulises, nos acercamos al canto de las sirenas, seducidos por el misticismo que encierra su sonido. Y al ritmo de decenas de instrumentos dispares, rememoramos el calor de los escenarios que inundaron de vítores la isla de Wight. Fusionando notas con palabras, compases con letras y acordes con lirismo, los autores de esta antología presentan un compendio de historias que homenajean a la que para muchos, es la más noble de las artes: la música.

Espacio Ulises es una comunidad online de lectores y escritores unidos por el universo del relato corto. En su web se publican constantemente relatos de diversos autores. Este libro, Ulises en la isla de Wight, es una antología de relatos de este tipo dedicados a la música. Al final de la reseña dejaré la lista con los nombres de los autores y sus relatos.

Como sucede con todas las antologías, es muy difícil hacer una crítica de una obra que en realidad es el conjunto de muchas obras más pequeñas. Tardé en leerlo porque me puse a mí misma como reto leer un único relato al día, ya que la experiencia me dice que si lees una antología de golpe (sobre todo con relatos de la misma temática) puedes acabar con un "empacho literario". Preferí ir lenta pero segura y así poder apreciar cada relato como se merecía.

En general me ha parecido una antología buena. Aunque todos los relatos versen sobre el mundo musical, no tienen nada que ver unos con otros. Así, podemos encontrar relatos más dramáticos, otros románticos, e incluso algunos con toques de fantasía. Esto influye en que la obra jamás resulte monótona ni aburrida. Reconozco que hay historias que son más originales que otras, pero en general son argumentos dispares y atractivos.

Como punto fuerte, debo añadir que no hace falta ser un gran fan de la música ni un erudito en este campo para disfrutar del libro. También me veo en la obligación de señalar que no hace referencia a un tipo de música concreto, sino que la práctica totalidad de los géneros musicales aparecen representados en la novela.

A continuación, os presento una lista con los autores de los diferentes relatos. Subrayaré los cinco que más me hayan gustado:

SONIA ABELLÁN — Cántame un cuento
ANA PÉREZ ALFONSO — Esa cosa, se llama música
RUBÉN ALMARZA GONZÁLEZ — Come as you are
ELENA ALMEDA MIARNAU — Bailo con el viento
JORGE DAVID ALONSO CURIEL — La gratitud
JUAN MANUEL ANDRÉS DÍAZ — Sbrenica Swing
CÁRMEN ANDÚJAR ZORRILLA — ¡Bah! Música tradicional
MILAGROS ARRANZ — Murieron las manos del genio (llanto por Eric Clapton)
SERGIO ARRIETA — La música y la letra de mi vida
PETER BEALE — Guerras en Abbey Road
DANIEL CASAMAYOR PINDADO — Una noche mágica
AVELINA CHINCHCILLA RODRÍGUEZ — Despedida
LAURA CODES PARRA — A golpe de corchea
FERNANDO COTTA POLLO — Blues a la vida, blues a la muerte
RICARDO CRÍNAN — Noche mexiccana
JORGE DELGADO CERVIÑO — Ulises atado al mástil
LUIS ALBERTO DELGADO SÁNCHEZ — Un concierto, su mirada, misma ilusión
ANDRÉS DIONIS TRENOR
MARIBEL DOMÍNGUEZ DUARTE — El concierto
MATÍAS ESCALERA CORDERO — Querría haber sido Leonard Cohen (justo ese día)
PACHI FERNÁNDEZ — La música no me la quitan estos
QUELA FONT — Piedra de toque
CECILIO HINOJO GAMAZA — El concierto de Babel
ANA BELÉN GARCÍA BONILLO — Bendita casualidad
LUISA GIL GÓMEZ TARIVA — Regreso al Batcave
MIGUEL HERNÁNDEZ GARCÍA — Comprendo tus sentimientos
IGNACIO J. BORRAZ — La penñultima canción de Othelo Parker
IGNACIO J. DUFOUR GARCÍA — Concierto en el Massai Café
MAESE JOSMAN — Reviviendo recuerdos y Un solo de trompeta
AMELIA ESTER LANDA SANTIAGO — Concierto en vivo y Serás tango Malena
ELÍAS LÓPEZ DE LA NIETA PÉREZ —¿Otro whisky, Señor Jones?
MILAGROS LÓPEZ — El arpa húngara
MARÍA JOSÉ LUQUE FERNÁNDEZ — La intuición
MANUEL DE MÁGINA — Ágata
DAVID MARTÍN JORGE — El último concierto
ROSA MARÍA DE MENA HERRIÓN —La maestra vuela
JOSEFA MOLINA RODRÍGUEZ — Un sonoro portazo
SONIA MONTIEL HUERGA — El nombre
CONCHA MORALES — Una niña rara
PURIFICACIÓN MORENO CIVANTOS — Ritmo
PATRICIA MORENO GUERRERO — Una buena canción es el mejor de los inicios y el mejor de los finales
ADELA MUÑOZ FERNÁNDEZ — Mitos griegos
GABRIEL NEILA — Lo que nunca me atreví a contarte
ENRIQUE ELOY DE NICOLÁS — Unas baquetas Vic Firth
ANTONIO NIETO-MÁRQUEZ VENERO — Ecos de tambor
JUAN FRAN NÚÑEZ PARREÑO — Mis dos pasiones
TERESA OTEO IGLESIAS — Después del concierto
SANDRA OVIÉS FERNÁNDEZ — El duende de la música
JAVIER PALANCA CORREDOR — Esto no puede ser más que una canción
MOISÉS S. PALMERO ARANDA — La vida entre dos conciertos
SERGIO DELGADO PARDO — Como Ulises
CONCHA PELAYO RAPADO — O meu fado
XIOMARA PULPÓN JARA — El despertar de LA bella Música
CARMINA RAL — El poeta de Cass Corridor
JUAN MANUEL RANGEL CANALEJO — Airbus
PABLO MANUEL RIOBOÓ REY — Evil or divine
RAÚL ROBLEDILLO — Dos desconocidos
MARÍA DEL CARMEN RODRIGO SÁNCHEZ — Entre suspiros
ÁNGEL ROLDÁN BUÑUEL — No existes
ANTONIO ROLDÁN — Las lágrimas de Luisa
JOSÉ IVÁN SABAU TORRELO — La señora Tuttles y El concierto
ENCARNACIÓN SÁNCHEZ ARENAS — Loco, Aranjuez y Fuego fatuo
JUAN MANUEL SÁNCHEZ MORENO — La culpa de todo
JOSÉ SANCHO BORDONADO — El negro Matías
PABLO SENCIANES — Bajo el escenario
NEOMÍ TRUJILLO GIACOMELLI
ALBERTO VICENTE MONSALVE —Entre el cielo y el infierno
ANA VIGO —La joven promesa
MARÍA JOSÉ VOLTES BUXO-DULCE —Alena y el segundo de Rajmaninov
SONIA YÁÑEZ CALVO  —Plenilunio
JAVIER ZAMORA CHACÓN  — La brisa que trajo el Danubio azul